Rosa Cutrona Beltrán

DIEZ MANERAS DE CONSTRUIR INSTANTÁNEAMENTE LA CONFIANZA EN SÍ MISMO

marcate-un-objetivo

La confianza en sí mismo es la diferencia entre sentirse inmejorable y sentirse incapaz de hacer nada. Tu percepción de ti mismo tiene un gran impacto en cómo los demás te perciben. Nunca lo repetiré lo suficiente, la percepción es la realidad: cuanto más confíes en ti mismo, más probabilidades tendrás de éxito.

Hay varias cosas que puede hacer, para desarrollar tu confianza en ti mismo. Aquí hay algunas técnicas que te permitirán tener la mentalidad necesaria para alcanzar tu máximo potencial.

Vestir bien

Aunque el hábito no hace al monje, la ropa afecta en cómo te sientes. Nadie es más consciente de tu apariencia física que tú. Cuando no estás usando maquillaje, no arreglas tu cabello o no cambias de sudadera, influye en tu forma de comportarte e interactuar con otras personas.

Usa esto a tu favor, cuidando tu apariencia.

Caminar más rápido

Una de las maneras más fáciles de descubrir cómo se siente una persona es examinar su forma de andar. ¿Va lenta? ¿O es enérgica y resuelta? Las personas seguras tienden a caminar rápido. Ellos saben a dónde ir. Incluso si no tiene prisa, puede aumentar su confianza en sí mismo poniendo un poco de ánimo en su enfoque.

Tener una buena postura

Del mismo modo, la forma en que una persona se coloca, cuenta una historia. Las personas con hombros caídos y mirando hacia el suelo pueden carecer de confianza en sí mismos. No están entusiasmados con lo que hacen y no se consideran importantes. Al adoptar una buena postura, automáticamente se sentirá más seguro. Ponte de pie, mantén la cabeza erguida y haz contacto visual. Hará una impresión positiva en los demás y, al instante, te sentirás más alerta y capacitado.

Saber venderte a ti mismo

Una de las mejores maneras de generar confianza es escuchar algunas conferencias de motivación. Desafortunadamente, las oportunidades para escuchar a los grandes oradores son pocas. Puedes satisfacer esta necesidad creando algún tipo de publicidad para ti. Trabaja en un discurso de 30 a 60 segundos que resalte tus fortalezas y metas. Luego, recítalo frente al espejo en voz alta (o dentro de su cabeza si lo prefieres) cuando necesite un aumento de confianza.

Estar agradecido

Cuando te enfocas demasiado en lo que quieres, tu mente creará razones por las que no puedes tenerlo, lo que te lleva a enfatizar tus debilidades. La mejor manera de evitar esto es reservar tiempo cada día para hacer una lista de todo lo que necesita para estar agradecido. Recuerda tus éxitos pasados, tus habilidades únicas, tus relaciones... Te sorprenderás de ver todo lo que tienes.

Felicitar a las otras personas

Cuando tenemos pensamientos negativos sobre nosotros mismos, a menudo tenemos los mismos sentimientos sobre los demás. Toma la forma de insultos y / o chismes. Para romper este ciclo de negatividad, haz un hábito de felicitar a otras personas. Rechaza participar en chismes y haz un esfuerzo para felicitar a los que lo rodean. Al buscar lo mejor de los demás, sacarás indirectamente lo mejor de ti mismo.

Sentarse en la primera la en la escuela, en reuniones, en reuniones públicas...

Todo el mundo, está constantemente tratando de sentarse en la parte de atrás de la sala. La mayoría de las personas prefieren el fondo porque tienen miedo de ser notadas. Esto refleja una falta de confianza en ti mismo. Al decidir sentarte frente a ti, puedes superar este miedo irracional y así desarrollar tu autoconfianza.

Ejercicio

Igual que apariencia, la condición física tiene un gran efecto en la confianza en sí mismo. Si no está en forma, tendrá una sensación de inseguridad, será poco atractivo y tendrá menos energía. Con el ejercicio, mejora tu apariencia física, puedes revitalizar y lograr algo positivo. Tener esta disciplina no solo te hará sentir mejor, sino que también creará una dinámica positiva en la que podrás construir tu día.

Contribuir

Muy a menudo estamos atrapados en nuestros propios deseos. Nos enfocamos demasiado en nosotros mismos y no lo suficiente en las necesidades de los demás. Si dejas de pensar en ti mismo y te concentras en lo que haces por el resto del mundo, no tendrás que preocuparte por tus propios defectos.




Una nueva forma de pensar y sentir. Un nuevo proceso.

Si te ha gustado este articulo compartelo




¡TE MERECES VIVIR LA VIDA QUE QUIERES!