Rosa Cutrona Beltrán

¿DE DONDE VIENE LA FELICIDAD?

¿DE DONDE VIENE LA FELICIDAD?

Dos personas muy diferentes y muy parecidas al mismo tiempo, una feliz y otra no del todo. ¿De dónde viene la felicidad? ¿Hay gente feliz porque su vida los hace felices? ¿O algunas personas son felices porque eligen ser felices?

La primera persona siempre está buscando algo en el futuro para hacerla feliz. Ella quiere viajar aquí y allá, pero no tiene dinero en este momento. Ella quiere dinero, pero en este período económico es muy difícil. Ella quiere ir a la playa pero no puede tomarse el tiempo para hacerlo. Ella quiere estar saludable, pero no quiere gastar tiempo y esfuerzo para que esto suceda. Ella se queja todo el tiempo sobre esto o aquello.

La otra persona está en la misma situación, pero siempre está feliz, sin importar lo que pase. A veces las facturas se acumulan pero ella siempre es feliz. Le gustaría viajar, pero si no puede, es feliz en casa. Se toma el tiempo para comer bien, hace ejercicio diariamente y medita diariamente durante períodos más largos o más cortos. Y nunca se queja de nada... al contrario, ella siempre trata de ver el bien de la vida.

¿Qué hace feliz a una persona y no a la otra?

La primera persona siempre se dirige al mundo exterior para hacerla feliz. Si algo sale mal, ella se enoja, se pone triste y se siente deprimida. Ella quiere viajar pero no tiene los recursos para hacerlo. Ella sabe que debe cuidar su cuerpo, pero está demasiado ocupada para tomarse el tiempo de comer sano... y eso también la entristece.

La segunda persona está buscando la felicidad en el interior. Si algo negativo sucede, ella no se enoja... está empezando a encontrar la respuesta al desafío. Ella quiere viajar pero tampoco tiene los recursos por el momento... pero no le importa. Ella sabe que un poder superior está vigilándola y que tarde o temprano sucederán cosas buenas. Y está muy feliz de estar en casa, de trabajar en su jardín y de ayudar a las personas siempre que puede. Ella se toma el tiempo para meditar, lo que le da alegría y felicidad, sin importar lo que suceda.

¿Cuál es la diferencia?

Una persona sigue buscando en el mundo exterior para ser feliz... pero la felicidad nunca se ha encontrado en el mundo exterior.

Tenemos muchos deseos... los deseos están en la raíz de la frustración.

Sabemos lo que tenemos que hacer, pero no estamos listos para hacerlo... crea desgracia.

Uno ve el bien en el mundo... y el otro ve solo el mal.

Uno medita y encuentra felicidad internamente... y el otro no quiere meditar y se siente infeliz.

¿El resultado final? Creamos nuestra felicidad con todo lo que hacemos, decimos y pensamos. Esto se ha dicho en todos los textos espirituales "Tú eres el creador de tu propia vida". Por lo tanto, tenemos la capacidad de ser felices si elegimos ser felices... pero esto requiere tiempo y esfuerzo.




Una nueva forma de pensar y sentir. Un nuevo proceso.

Si te ha gustado este articulo compartelo




¡TE MERECES VIVIR LA VIDA QUE QUIERES!